ENTÉRATE

29 agosto, 2016

Visita a las mariposas monarcas

Nuestro compromiso medioambiental

Sección Sindical GNP

0

Visita a las mariposas monarcas

En el año de 1978, la comunidad indígena de Nicolás Romero, ubicada en el Municipio de Zitácuaro, Michoacán, sufrió un devastador incendio que afectó aproximadamente 200 hectáreas de los cerros Pelón y De Las Antenas, afectando principalmente el bosque de oyamel. Posterior a este incendio, las fuertes lluvias arrasaron con todos los residuos que serían de gran importancia para una rápida recuperación natural del ecosistema afectado.

En el mediano y largo plazo, el resultado fue una severa afectación de uno de los santuarios de hibernación de la Mariposa Monarca, que cada año viaja casi 5,000 kilómetros en busca de su refugio, disperso en 13 mil hectáreas ubicadas en 20 lugares precisos del Estado de México y Michoacán. Hoy, el maravilloso bosque de oyamel de la comunidad indígena de Nicolás Romero, parte de este santuario, se encuentra al 6% de su cubierta vegetal, cuando requiere al menos del 70% para garantizar el microclima que la mariposa necesita para su estancia tranquila.

Debido a esto, la comunidad indígena de Nicolás Romero inició desde hace más de 20 años una demanda internacional, motivo de convenios y acuerdos entre los 3 países involucrados en la migración que cada año realiza la mariposa monarca; partiendo de su hibernación y apareamiento en México, su viaje intermitente hacia el norte por todo el territorio de Estados Unidos, hasta su estancia en Canadá.

A mediados del año 2015, la empresa holandesa Land Life Company, dedicada a la restauración de ecosistemas, hizo un donativo de 100,000 dólares en contenedores biodegradables, con los cuales se obtiene un porcentaje de supervivencia arriba del 90% de las plantas establecidas. Además, la World Wildlife Fund (WWF), que tiene amplios trabajos en la región monarca, donó 10 mil plantas de oyamel, además de un apoyo económico para los comuneros que hicieran el trabajo de plantación.

Estos donativos, aunados al apoyo del presidente municipal de Zitácuaro, Michoacán, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), la Dirección General de Inspección y Vigilancia de la PROFEPA, y la CONAFOR, ha permitido a la mesa directiva de la comunidad indígena de Nicolás Romero comenzar con los trabajos de plantación. Esta tarea ha implicado un alto nivel de complejidad, debido al difícil acceso al área por una brecha de 10 km, tanto para el abasto de agua como para la distribución de los contenedores.

Pero a la fecha, el trabajo de reforestación aún no se ha concluido, y el donativo de la WWF se agotó. La mesa directiva ya no cuenta con presupuesto para continuar con la compra de gasolina, renta de pipas, apoyo a comuneros para distribución de plantas, apertura de cepas, abasto de agua y el trabajo la plantación.

Por este motivo, y teniendo en cuenta la relevancia de la restauración del hábitat de este santuario, la Sección Sindical de GNP decidió realizar un donativo de 50 mil pesos a la Comunidad Indígena de Nicolás Romero, del Municipio de Zitácuaro, Michoacán, para continuar tan importante labor ambiental en pro de este tesoro de la naturaleza: la Mariposa Monarca.

Hoy más que nunca, en la Sección Sindical de GNP estamos comprometidos con el desarrollo de nuestro México y de sus recursos, por lo que contribuir a su mejoramiento siempre será una prioridad para nosotros.

Comments are closed.