ENTÉRATE

29 abril, 2019

Violencia de género en el trabajo

Artículos de interés

MarcoFranco

0

Violencia de género en el trabajo

Casi 3 de cada 10 mujeres que trabajan han sido víctimas de violencia laboral. Fuente: ENDIREH 2016; INMUJERES

6% de las mujeres que trabajan o trabajaron alguna vez, han sufrido discriminación y violencia sexual por razones de género o por embarazo.

En México el 90% de las mujeres calla y prefiere buscar otro empleo antes de denunciar.

¿Qué es?

Cualquier acto o conducta dentro del ámbito laboral que atenta contra la integridad física y/o psicológica de la mujer, llegando a afectar sus condiciones de trabajo (contratación, promoción, sueldo, prestaciones, etc.)

Puede adoptar múltiples formas, incluyendo:

  • Maltrato psicológico, intimidación y amenazas de violencia
  • Maltrato físico
  • Violencia sexual
  • Discriminación laboral por género

¿Qué es la violencia sexual en el trabajo?

Cualquier acto de hostigamiento o acoso sexual realizado por un superior o compañero.

Verbal: chistes, comentarios o preguntas de contenido sexual, piropos, insinuaciones sexuales, amenazas de despido y llamadas de teléfono ofensivas.

No verbal: acercamientos excesivos, silbidos, miradas y expresiones insinuantes.

Físico: Abrazos y contacto físico sin consentimiento, acorralamientos, presión para tener relaciones sexuales a cambio de beneficios en el trabajo y violaciones.

¿Qué debe hacer una trabajadora víctima de violencia de género?

  • Anotar todo lo que ocurre, hacer un registro diario y detallado del día a día del trabajo, buscando al máximo recolectar y guardar pruebas del acoso (notitas del acosador, documentos que muestren que le han pasado tareas imposibles de cumplir o inútiles, documentos que prueben la pérdida de ventajas o de puestos, etc.).
  • Mantenerse alerta, pero sin pánico.
  • Vencer el miedo y romper el silencio, denunciando su situación en alguno de los canales de denuncia de No te Manches.
  • Averiguar si otras personas están en la misma situación, o parecida.
  • Buscar al sindicato.
  • Evitar conversaciones, sin testigos, con quien practica la agresión.

Consecuencias

En la trabajadora:

  • Estrés
  • Tensión nerviosa
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Insomnio
  • Jaquecas
  • Problemas digestivos
  • Problemas familiares
  • Aislamiento
  • Menor rendimiento
  • Aumento de accidentes
  • Temor a perder el empleo

En la organización:

  • Deterioro de las relaciones laborales
  • Disminución de la productividad
  • Desaprovechamiento de capacidades
  • Alta rotación

En la Sección Sindical GNP ¡Estamos cerca de ti!

Comments are closed.