ENTÉRATE

15 junio, 2021

Bienestar desde la perspectiva de la NOM-035

Artículos de interés

MarcoFranco

0

Bienestar desde la perspectiva de la NOM-035

En octubre de 2019 entró en vigor la Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, la cual obligó a las empresas mexicanas a identificar, prevenir y evitar los agentes de riesgo que perjudican la salud mental de sus colaboradores.

Esta Norma representó un avance crucial en la prevención de riesgos laborales y, en general, en la creación de condiciones de bienestar para los trabajadores; por ende, se considera como uno de los esfuerzos más grandes de las autoridades mexicanas por el fomento a la prevención de riesgos psicosociales provocados por el trabajo.

Pero ¿qué es bienestar?

El bienestar está definido como el estado de la persona cuyas condiciones físicas y mentales le proporcionan un sentimiento de satisfacción y tranquilidad.

El bienestar es la experimentación de salud, felicidad y prosperidad. Incluye tener buena salud mental, sentirse satisfecho con la vida, tener un propósito, y la capacidad para manejar el estrés. De forma más general, el bienestar es simplemente sentirse bien.

Existen diferentes tipos de bienestar, entre los que se encuentran:

  • Físico: hace referencia a la ausencia de enfermedades y al buen funcionamiento fisiológico del organismo. Para alcanzar el bienestar físico es importante llevar un estilo de vida saludable, cuidando la alimentación y haciendo ejercicio de forma frecuente.
  • Psicológico o mental: se basa en la valoración global que se hace de la vida que uno tiene, tanto a nivel individual como en relación con el entorno. Esta evaluación completamente subjetiva determina el grado de satisfacción personal, lo cual afecta directamente en los propios sentimientos, pensamientos y acciones.
  • Emocional: se refiere a la capacidad para entender y gestionar las propias emociones, tanto las negativas como las positivas. Se trata de conocerse profundamente a uno mismo y tener la habilidad para actuar adecuadamente en diferentes situaciones.
  • Social: se centra en la capacidad para establecer relaciones interpersonales sanas, equilibradas y de calidad, en las que resalta la comunicación, el apoyo y el afecto.

La Norma aporta a la prevención y atención de factores de riesgo psicosocial, que están definidos como aquellas condiciones que se encuentran presentes en una situación laboral y que están directamente relacionadas con la organización, el tipo de trabajo o la realización de la tarea y que tienen capacidad para afectar el bienestar físico, emocional y social del trabajador, pudiendo provocar trastornos de ansiedad, alteraciones del ciclo de sueño, estrés grave, falta de adaptación social, entre otros.

Los factores psicosociales principales para cuidar son:

  • Contenido del trabajo: monotonía, tareas sin sentido, falta de variedad, tareas desagradables por las que se siente rechazo.
  • Carga y ritmo de trabajo: carga de trabajo excesivo o insuficiente, presión de tiempo, plazos estrictos.
  • Tiempo de trabajo: horarios muy largos o impredecibles, trabajo a turnos, trabajo nocturno.
  • Participación y control: falta de participación en la toma de decisiones, falta de control.
  • Cultura organizacional: comunicaciones pobres, apoyo insuficiente ante los problemas o el desarrollo personal, falta de definición de objetivos.
  • Relaciones personales: aislamiento, relaciones insuficientes, malas relaciones, conflictos, conductas inadecuadas.
  • Rol: ambigüedad de rol, conflicto de rol, responsabilidad sobre personas.
  • Desarrollo personal: escasa valoración social del trabajo, inseguridad en el trabajo, falta o exceso de promoción.
  • Interacción casa-trabajo: problemas de la doble presencia, conflicto de exigencias.

En la Sección Sindical GNP nos aseguramos de que la Norma se cumpla y estamos siempre pendientes de ti. Si requieres de algún apoyo porfavor no dudes en contactarnos.

Comments are closed.