ENTÉRATE

El origen de San Valentín

Marco Franco

0

El origen de San Valentín

El pasado 14 de febrero se conmemoró el Día de San Valentín o mejor conocido como el Día del Amor y la Amistad.

Y si bien es una fecha que todos festejamos, ¿tú sabes cuál es su origen?

Hoy te lo contamos…

Su origen se remonta al siglo III en Roma donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales.

Valentín, desobedeciendo el decreto del emperador, celebraba en secreto matrimonios de jóvenes enamorados (de ahí se popularizó que San Valentín sea el patrón de los enamorados).

Al enterarse, Claudio II sentenció a muerte a San Valentín el 14 de febrero del año 270, alegando desobediencia y rebeldía, a partir de entonces se conmemora todos los años el Día de San Valentín en varios países del mundo.

Y como curiosidad te platicamos las maneras más originales de festejarlo:

  • En Dinamarca y Noruega se mantiene una tradición que es regalar ‘Gaekkebrev‘: pequeños poemas con rimas divertidas que los hombres envían a las mujeres de forma anónima. De hecho, el remitente se pone con tantos puntos como letras tenga el nombre del enamorado. Un juego en el que si la mujer acierta quién le envía el poema recibe ese mismo año un huevo de Pascua y si pierde, ella debe dárselo a él.
  • En Alemania se acostumbra el regalo de ‘cerdos’ que ofrecen flores y corazones, ya que simbolizan la suerte y dependiendo de su postura también puede significar lujuria. El cerdo no tiene que ser de carne y hueso o bien se acostumbra también la colocación de cinco hojas de laurel, una en cada esquina de la almohada y otra en el centro, para intentar atraer al futuro marido.
  • En Nueva York solo en este día el Empire State ofrece la oportunidad de casarse a 10 parejas en el mirador de su planta 86, es todo un acontecimiento, pues los interesados deben de participar en un concurso y los ganadores se anuncian en el periódico.
  • En Taiwán el número de rosas que se regalan tienen un significado diferente: una ´eres mi único amor´, 11 ´eres mi favorita´, 99 ´lo nuestro es para siempre´ y 108 ´¿quieres casarte conmigo?´
  • En Japón son las mujeres las que se acostumbra que regalen chocolate a los hombres, tanto a parejas como a familiares y amigos. Eso sí, para su pareja el chocolate debe de tener una forma especial llamada “honmei choco”, que significa “chocolate preferido”.

Y ahora que conoces estas curiosidades, cuéntanos, ¿tú cómo lo festejas?

La educación en tiempos de COVID-19

Marco Franco

0

La educación en tiempos de COVID-19

El pasado 24 de enero se celebró por tercer año el Día Internacional de la Educación, siendo el tema de esta edición “Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19”. Esta fecha fue proclamada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de concientizar sobre la importancia de la educación para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente el  objetivo número cuatro que establece una educación de calidad.

Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

La educación aumenta la productividad de las personas y como consecuencia, el potencial de crecimiento económico. Hace que las personas trabajen en lo que les guste y en lo que son buenos, e influye directamente en la felicidad de las personas porque una persona realizada es una persona feliz.

En la actualidad, 262 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados y 617 millones de niños y adolescentes no saben leer ni tienen conocimientos básicos de matemáticas.

Durante el confinamiento por la pandemia de COVID-19 que ha afectado al mundo entero, la educación se ha visto sumamente mermada, ya que millones de niños no han podido ir a la escuela y aunque se han hecho verdaderos esfuerzos, en muchos países ha sido imposible una educación de calidad a distancia.

El cierre de escuelas, universidades y otros centros de enseñanza ha afectado a unos mil 600 millones de estudiantes en más de 190 países, agudizando los retrasos y brechas en la formación que ya se vivían en un gran número de países.

Ante este escenario, se habla ya del riesgo de una generación perdida a causa de los impactos en la educación del Covid-19 y es preciso actuar ya para evitarlo.  Si bien los gobiernos deben jugar un papel central en este sentido, como sociedad debemos aportar todo cuanto podamos para contribuir a evitar una tragedia con repercusiones sumamente dolorosas en la vida de millones de personas. Es inaplazable no solo por los niños y jóvenes, que merecen la posibilidad de cumplir sus sueños y forjarse una vida más promisoria, sino también por la mera conveniencia económica de evitar un impacto negativo de enormes dimensiones en la productividad y futuro económico de nuestros países.

En la Sección Sindical GNP reconocemos el esfuerzo y la dedicación de mamás y papás para apoyar a sus hijos en sus tareas escolares y en el aprendizaje a distancia. Es muy importante que los niños y adolescentes puedan seguir estudiando y aprendiendo desde casa, de lo contrario podría darse el caso que olviden algunas cosas que han aprendido y su aprendizaje se estanque.