ENTÉRATE

12 consejos para prevenir enfermedades respiratorias

Marco Franco

0

12 consejos para prevenir enfermedades respiratorias

En la temporada invernal debido a las bajas temperaturas, los cambios climáticos bruscos y la contaminación ambiental, es común la aparición de enfermedades respiratorias de fácil propagación como gripe, resfriado, tos, otitis (infecciones en el oído), influenza, bronquitis y laringitis; así como otras crónicas más graves como neumonía y asma.

Estas enfermedades son la causa principal de días perdidos, tanto en el trabajo como en la escuela por los malestares y el riesgo de contagio, por ello es imprescindible la prevención para disminuir el riesgo de padecerlas.

12 consejos para prevenir:

  1. Tomar abundantes líquidos de manera continua; sin considerar como líquidos las bebidas industriales (jugos, refrescos, etc.)
  2. Protegerse del frío, abrigándose bien y no hacer uso excesivo de la calefacción.
  3. No exponerse al frío con el cabello mojado.
  4. Llevar una alimentación balanceada, apoyada por complementos vitamínicos (C, D, Zinc, Omega 3, Omega 6) y minerales, que ayudan a crear defensas en el organismo.
  5. Comer alimentos que contengan vitamina C (naranja, toronja, limones, zanahoria, papaya, y guayaba), así como verduras y carnes con alto contenido nutricional.
  6. No realizar ningún tipo de ejercicio físico al aire libre en horas tempranas de la mañana y al caer la noche.
  7. Dormir un promedio de ocho horas diarias.
  8. Lavarse las manos con regularidad.
  9. Cubrirse nariz y boca con los cambios de temperatura.
  10. Evitar permanecer en espacios reducidos con gran número de personas.
  11. Mantener una buena ventilación de los lugares para conservar el aire lo más puro posible.
  12. No fumar.

Si padeces síntomas de alguna enfermedad respiratoria aplica medidas para evitar la propagación utilizando principalmente tapabocas.

Y lo más importante, no te automediques y acude al médico.

Propósitos de año nuevo

Marco Franco

0

Propósitos de año nuevo

El final de cada año suele ser el momento preferido de la mayoría de nosotros para reflexionar sobre lo que hemos hecho y lo que hemos logrado en el último año, e incluso un tanto más allá y tendemos a plantearnos “propósitos de año nuevo”, de los cuales, según el psicólogo Richard Wiseman, el 90% se quedan sin cumplir.

 

Uno de los errores más grandes que solemos cometer, es querer convertirnos en seres casi perfectos para el nuevo año, hacemos listas interminables de todas las cosas que necesitamos mejorar o cambiar, estableciéndonos metas inalcanzables que al no cumplirlas nos deja una sensación de fracaso.

Lo ideal es plantearnos uno a uno objetivos pequeños y realistas con metas alcanzables en corto tiempo para lograr verdaderos cambios.

Siéntete orgulloso de los pequeños pasos y otórgales premio, esto aportará una motivación extra.

Al llevarlo a cabo de este modo, en el momento que logramos la meta inicial mejora nuestra autoestima y confianza, haciéndonos más fácil el proceso para lograr otros propósitos aún más grandes, además de permitirnos construir hábitos que se mantienen en el tiempo.

Un tip muy útil es escribir nuestros propósitos en papel, haciendo que nuestra meta deje de ser una idea o pensamiento invisible, permitiéndonos visualizarlo concretamente y tomar acción; un estudio demostró que hacer esto aumenta la probabilidad de lograrlos en un 42%.

Y lo más importante, cuando algo no vaya según lo planeado o cometamos un error, no desesperes, aprende y sigue avanzando.

Da igual la época del año en que leas esto, puedes empezar cuando creas que estás preparado y tienes claro lo que quieres conseguir.

¿Cuál es tu propósito del 2020?